Gatos hidráulicos, pórticos y equipos de ripado

Después del transporte y cuando las características de la obra o de la pieza no permiten el uso de grúas, se procede al emplazamiento de la pieza mediante gatos hidráulicos, pórticos móviles y carrileras de ripado, trabajando a nivel del suelo, arrastrando la pieza hasta su bancada y bajándola, con la máxima precisión mediante los gatos hidráulicos al lugar exacto de su emplazamiento final.